lunes, 2 de agosto de 2010

Una aventura de una noche.



Esta mañana cuando me desperté sentía que estaba muy cansada y me quedé reposando unos minutos antes de levantarme. Me puse a pensar en el sueño que había tenido. Fue eso, estuve buceando y nadando casi toda la noche... Me acuerdo que nadé hasta el fondo del mar y maravillada con todos los peces que pasaban por mí, me acuerdo que no tenía miedo. Miraba hacía atrás y veía unos delfines que jugaban con algunas gaviotas que sumergían para coger unos pequeños peces. Había caracolas enormes observándome. De repente sentí que me empujaban rápidamente hacía la superficie, estaba quedando sin aire.

Cuando pude respirar no supe donde estaba, todo era desconocido para mí. Vi que estaba cerca de una pequeña isla. A mi lado oí una risa, eso me pareció, y que vi yo? El delfín que me había salvo de haber quedado en el fondo del mar. Le hablé para que me ayudara a llegar hasta la isla que yo estaba avistando. Me dijo que si con su cabeza y fuimos los dos lado a lado, yo con la mano sujetándome en su alita.

Yo tenía puesto un vestido blanco largo que hacía con que yo sintiera que flotaba, pero a la vez me parecía que algo iba preso en la falda porque sentía algo tocar mis piernas. La emoción era tan grande que solo quería llegar a tierra rápidamente. Debo haber perdido los sentidos, no sé, porque cuando me desperté estaba ya tendida en la arena con alguien sonriendo para mí. A mi lado estaban las dos caracolas que me acompañaron en mi aventura.

Yo hablaba pero no conseguía oír mi voz, pero él me entendió, me enlazó y me llevo hacía su cabaña donde tantas veces me invitó a ir, a su isla encantada. Era Francesc! El ya tenía todo preparado para mi llegada. Una mesa puesta con mucha comida, mucha fruta... Me enseñó las cañas para pescar que yo le había pedido que llevara, me acosté en un hamaca y dejamos que el sol desapareciera, para bajo la luna pasear y disfrutar del silencio por veces interrumpido por los sonidos de los delfines y de la belleza del entorno que nos rodeaba.

Ahora entiendo porque estaba tan cansada cuando me desperté en mi cama, después de unos días tan tristes, alguien me proporcionó una noche llena de sorpresas y aventuras que al recordarlas me hace sentir muy feliz.

Este cuento lo dedico a mi amigo Francesc Puigcarbó en agradecimiento por su paciencia y amistad para con mi persona.

8 comentarios:

  1. Gracias por quedarte en mi Blogg
    yo encantada me quedo en el tuyo

    Una belleza de cuento y una belleza de Blogg

    Te dejo un abrazo fuerte muy fuerte desde Mexico

    ResponderEliminar
  2. Hermoso cuento, lleno de frescura, lleno de mar, de burbujas, delfines y magia.


    Besotes y buena semana

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por el regalo, y yo durmiendo toda la noche sin enterarme de nada. Hay que ver.

    ResponderEliminar
  4. Hola Flor, sin olvidar que los sueños, sueños son; es agradable recordarlos cuando producen felicidad. Son mensajes que nos envía el subcosciente y solo ujo mismo puede analizarlos y sacar concusiones. En cualquier caso es un hermosos cuento.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Flor, que bonito sueño, para recordar durante todo el día.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Sueños así te convierten en una especie de "Alicia en el País de las Maravillas", bella Flor.

    El mar, siempre el mar, presente en nuestros sueños. ¿qué tendrá el mar que parece llamarnos para sumergirnos para siempre en él?

    Aprovecho para, como he hecho en mi blog, expresarte mi más profunda condolencia por tu reciente pérdida, querida amiga.

    Como te digo allí, tenemos que aprender a asumir estas desgracias. Tu eres una mujer fuerte que ha pasado por momentos muy delicados en tu vida y has salido triunfante. Ahora, también lo harás.

    Muchos besos y mucho ánimo, bella Flor.

    ResponderEliminar
  7. Hola Flor!!!, muy bonito tu cuento...un sueño...maravilloso y un final inesperado ...besos!!

    ResponderEliminar
  8. en este mar de la vida, cuando a veces nos sentimos sin aire... es hermoso sentir que un amigo como francesc nos espera en la orilla.

    un abrazo

    ResponderEliminar

Seguidores

Las utopías de ayer, son la realidad de hoy y el desengaño de mañana. F.Puigcarbó

Mensagens populares

No hay palabra de consuelo

cuando el amor se siente herido

mira hacia el cielo estrellado

porque cada día es un nuevo

amanecer.

RMC

tras la tormenta
el caracol se ahoga
dejalo trepar..
Iosu/Flor
Viajar, viajar siempre,
no ser de ningún sitio
ni de ningún lugar,
sin vínculos de ningún tipo y
evadirme así de todo.
Vivir dentro de un mundo
imaginario donde olvidarme de la difícil
y dura realidad.
Y volar, volar como un pájaro,
marchando muy lejos
más lejos de más allá,
hasta que agotado,
cuando las alas dijeran basta,
dejarme caer en un abismo profundo infinito.

La vida es...

La vida es el ahora,
No los ayeres perdidos,
Ni los ayeres muertos,
Menos aún, los mañana no nacidos..!!
Necesitamos ser amados,
Necesitamos paraísos,
Necesitamos a nuestros sueños soltarlos,
Y al amor.., darle permiso…!!
Hoy dejo este impulso registrado,
No quiero arrepentirme, ni olvidarlo;
Y de cierta timidez, uno tiene la certeza,
Que no triunfa, quien al menos no ha luchado..!!

Antonio Gagliarducci

(Lo copié de Susuru que me encantó!)

Para poder vivir



Abrí los ojos
una vez
completamente
y me quedé
espantada.
Crecí de golpe
y me sentí pequeña.

Sólo encontré
silencio, soledad, nada.


Y los cerré de nuevo
lentamente,
para olvidar,
para encontrar
de nuevo
la palabra, para soñar,
para poder vivir,

Alicia Trueba

Gracias Susuru!!

Gracias Susuru!!

Mensagem de Susuru

La inteligencia sin amor, te hace perverso
La justicia sin amor, te hace implacable
La diplomacia sin amor, te hace hipócrita
El éxito sin amor, te hace arrogante
La riqueza sin amor te hace avaro
La docilidad sin amor te hace servil
La pobreza sin amor, te hace orgulloso
La belleza sin amor, te hace ridículo
La autoridad sin amor, te hace tirano
El trabajo sin amor, te hace esclavo
La simplicidad sin amor, te quita valor
La oración sin amor, te hace introvertido
La ley sin amor, te esclaviza
La política sin amor, te hace egoísta
La fe sin amor, te deja fanático
La cruz sin amor se convierte en tortura
LA VIDA SIN AMOR NO TIENE SENTIDO

:

Páginas vistas en total

"A CASA" de Saramago