domingo, 12 de febrero de 2012

El Reencuentro










EL REENCUENTRO

Se amaban desde siempre; se amaban tácitamente; se amaban sin decirse palabras de amor; se amaban a distancia. Soñaban el uno con el otro, vivían encuentros imaginarios, crecían en sus mentes fantasías de amor y de pasión, entremezcladas por el sabor amargo de lo irrealizable.

Eran dos extraños, románticos y enamorados, separados por vidas y mundos diferentes, pero cercanos en el espíritu. El tiempo los fue alejando y desviando hacia rumbos contrarios; lucharon desesperadamente por olvidarse del otro, y en un momento creyeron lograrlo, al conquistar nuevos espacios, al abocarse con esmero a sus tareas, al educar a sus hijos.

El tiempo transcurrió... pero las dos mitades tendían a unirse y a consumar aquel deseo loco, largamente presente en sus idilios de fantasía. Sus almas estaban ligadas por un hilo invisible y elástico, que no permitía su total disgregación, y vanamente trataban de escapar. La fuerza de ese amor parecía invencible; el interés, puro; la ternura, una bendición.

Y volvieron a cruzarse sus caminos un día...

Todos los esfuerzos que habían hecho para conseguir mantener en alto las barreras protectoras fueron inútiles. Ambos sabían que su unión era imposible: ya habían iniciado vidas propias, que excluían al otro y lo transformaban en un simple espectador.

La razón y el deseo libraban una durísima batalla que ya iba extendiéndose demasiado...

Durante el reencuentro, los ojos de ella, brillantes de emoción, lo miraban con amor y como pidiendo perdón. Las manos de él, nerviosamente entrelazadas, le acariciaban la piel sin tocarla. Hablaban de sí mismos, de sus anhelos, de sus ideales, y se refugiaban en la compañía del otro, tan ansiada. Y las horas se hacían minutos encantados, llenos de promesas no pronunciadas.

Al despedirse, se miraron con intensidad diciéndose en silencio "siempre te voy a querer", ansiando- él que ella y ella que él- comprendiera sin necesidad de palabras, creando una vibrante electricidad en su entorno, que resultaba imposible dejar de percibir.


Ella partió sintiendo el eco de los latidos de su corazón, que llenaba su cabeza. El la vio partir y suspiró, sabiendo que aunque sus caminos fueran distintos, nunca serían opuestos y que algún día sus almas, aunque quizás no sus cuerpos, permanecerían unidas por siempre.

Autor: Patricia Lopez


5 comentarios:

  1. esta película ya la he visto, y suele acabar mal.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por compartir mi cuento en tu blog, querida Flor!
    Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  3. Precioso, Flor. Existen vidas que de necesidad han de cruzarse.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Bello volver a cruzarse en el amor con el que se ama..

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  5. Espero la vida, les de la oportunidad de vivirse. Dos almas que se encuentran para amarse, necesariamente desean unir sus cuerpos y vivir el amor mucho más que sólo un día.

    Es una historia fuerte, románticamente fuerte y con dejos de dolor.

    Besos mi Flor

    Anouna

    ResponderEliminar

Seguidores

Las utopías de ayer, son la realidad de hoy y el desengaño de mañana. F.Puigcarbó

Mensagens populares

No hay palabra de consuelo

cuando el amor se siente herido

mira hacia el cielo estrellado

porque cada día es un nuevo

amanecer.

RMC

tras la tormenta
el caracol se ahoga
dejalo trepar..
Iosu/Flor
Viajar, viajar siempre,
no ser de ningún sitio
ni de ningún lugar,
sin vínculos de ningún tipo y
evadirme así de todo.
Vivir dentro de un mundo
imaginario donde olvidarme de la difícil
y dura realidad.
Y volar, volar como un pájaro,
marchando muy lejos
más lejos de más allá,
hasta que agotado,
cuando las alas dijeran basta,
dejarme caer en un abismo profundo infinito.

La vida es...

La vida es el ahora,
No los ayeres perdidos,
Ni los ayeres muertos,
Menos aún, los mañana no nacidos..!!
Necesitamos ser amados,
Necesitamos paraísos,
Necesitamos a nuestros sueños soltarlos,
Y al amor.., darle permiso…!!
Hoy dejo este impulso registrado,
No quiero arrepentirme, ni olvidarlo;
Y de cierta timidez, uno tiene la certeza,
Que no triunfa, quien al menos no ha luchado..!!

Antonio Gagliarducci

(Lo copié de Susuru que me encantó!)

Para poder vivir



Abrí los ojos
una vez
completamente
y me quedé
espantada.
Crecí de golpe
y me sentí pequeña.

Sólo encontré
silencio, soledad, nada.


Y los cerré de nuevo
lentamente,
para olvidar,
para encontrar
de nuevo
la palabra, para soñar,
para poder vivir,

Alicia Trueba

Gracias Susuru!!

Gracias Susuru!!

Mensagem de Susuru

La inteligencia sin amor, te hace perverso
La justicia sin amor, te hace implacable
La diplomacia sin amor, te hace hipócrita
El éxito sin amor, te hace arrogante
La riqueza sin amor te hace avaro
La docilidad sin amor te hace servil
La pobreza sin amor, te hace orgulloso
La belleza sin amor, te hace ridículo
La autoridad sin amor, te hace tirano
El trabajo sin amor, te hace esclavo
La simplicidad sin amor, te quita valor
La oración sin amor, te hace introvertido
La ley sin amor, te esclaviza
La política sin amor, te hace egoísta
La fe sin amor, te deja fanático
La cruz sin amor se convierte en tortura
LA VIDA SIN AMOR NO TIENE SENTIDO

:

Páginas vistas en total

"A CASA" de Saramago