miércoles, 29 de febrero de 2012

A Todos Mis Amig@s

.





A todos mis Amig@s!

Ayer el día amaneció más temprano para saludarme;
Ayer el sol estaba más brillante, para iluminar aun más mi grande día;
Ayer las nubes se escondieron, para preparar una sorpresa para mí;
Ayer la tarde llegó más de espacio, para dar tiempo a que todos pudieron desearme felicidades;
Ayer la puesta del sol fue más lenta, para que la luna pudiera venir con las estrellas y festejar conmigo.
Y cuando llegó la noche no me olvidé de agradecer mi día, así como hoy agradezco
por haberos conocido.
Os quiero!


Ontem o dia amanheceu mais cedo para dar-me os parabéns;
Ontem o sol estava mais brilhante, para iluminar ainda mais o meu grande dia;
Ontem as nuvens esconderam-se para preparar uma surpresa para mim;
Ontem a tarde chegou mais devagar, para dar tempo a que todos pudessem desejar-me felicidades;
Ontem o pôr-do-sol foi mais lento, para que a lua pudesse vir com as estrelas e festejar comigo.
E quando chegou a noite não me esqueci de agradecer o meu dia, assim como hoje agradeço por tê-los conhecido.
Amo todos vocês!



(Autor desconocido/Cambios y traducción de Flor)


domingo, 26 de febrero de 2012

Carta Lírica a Otra Mujer







Vuestro nombre no sé, ni vuestro rostro
Conozco yo, y os imagino blanca,
Débil como los brotes iniciales,
Pequeña, dulce... Ya ni sé... Divina.
En vuestros ojos placidez de lago
Que se abandona al sol y dulcemente
Le absorbe su oro mientras todo calla.
Y vuestras manos, finas, como aqueste
Dolor, el mío, que se alarga, alarga,
Y luego se me muere y se concluye
Así, como lo veis; en algún verso.
Ah, ¿sois así? Decidme si en la boca
Tenéis un rumoroso colmenero.
Si las orejas vuestras son a modo
De pétalos de rosas ahuecados...
Decidme si lloráis, humildemente.
Mirando las estrellas tan lejanas.
Y si en las manos tibias se os aduermen
Palomas blancas y canarios de oro.
Porque todo eso y más, vos sois, sin duda:
Vos, que tenéis el hombre que adoraba
Entre las manos dulces, vos la bella
Que habéis matado, sin saberlo acaso,
Toda esperanza en mí... Vos, su criatura.
Porque él es todo vuestro: cuerpo y alma
Estáis gustando del amor secreto
Que guardé silencioso... Dios lo sabe
Por qué, que yo no alcanzo a penetrarlo.
Os lo confieso que una vez estuvo
Tan cerca de mi brazo, que a extenderlo
Acaso mía aquélla dicha vuestra
Me fuera ahora... ¡sí! acaso mía...
Mas ved, estaba el alma tan gastada
Que el brazo mío no alcanzó a extenderse:
La sed divina, contenida entonces,
Me pulió el alma... ¡Y él ha sido vuestro!
¿Comprendéis bien? Ahora, en vuestros brazos
El se adormece y le decís palabras
Pequeñas y menudas que semejan
Pétalos volanderos y muy blancos.
Acaso un niño rubio vendrá luego
A copiar en los ojos inocentes
Los ojos vuestros y los de él
Unidos en un espejo azul y cristalino...
¡Oh, ceñidle la frente! ¡Era tan amplia!
¡Arrancaban tan firmes los cabellos
A grandes ondas, que a tenerla cerca
No hiciera yo otra cosa que ceñirla!
Luego dejad que en vuestras manos vaguen
Los labios suyos; él me dijo un día
Que nada era tan dulce al alma suya
Como besar las femeninas manos...
Y acaso, alguna vez, yo, la que anduve
Vagando por afuera de la vida,
-Como aquellos filósofos mendigos
Que van a las ventanas señoriales
A mirar sin envidia toda fiesta-
Me allegue humildemente a vuestro lado
Y con palabras quedas, susurrantes,
Os pida vuestras manos un momento,
Para besarlas, yo, como él las besa...
Y al recubrirlas, lenta, lentamente,
Vaya pensando: aquí se aposentaron
¿Cuánto tiempo?, sus labios, ¿cuánto tiempo
En las divinas manos que son suyas?
¡Oh, qué amargo deleite, este deleite
De buscar huellas suyas y seguirlas
Sobre las manos vuestras tan sedosas,
Tan finas, con sus venas tan azules!
Oh, que nada podría, ni ser suya,
Ni dominarle el alma, ni tenerlo
Rendido aquí a mis pies, recompensarme
Este horrible deleite de hacer mío
Un inefable, apasionado rastro.
Y allí en vos misma, sí, pues sois barrera,
Barrera ardiente, viva, que al tocarla
Ya me remueve este cansancio amargo,
Este silencio de alma en que me escudo,
Este dolor mortal en que me abismo,
Esta inmovilidad del sentimiento
¡Que sólo salta, bruscamente, cuando
Nada es posible!


Alfonsina Storni





martes, 21 de febrero de 2012

Amor sereno








AMOR SERENO

Amor,
En estas tardes que se escapan trémulas
Porque siempre se hace dubitativa la vida
Antes de anidar en ese lado oscuro de La Luna,
Donde el tiempo se hace enigma
Y la memoria cadencia…
Este estar por sabernos,
Este mirar sin mirarnos,
Este amar silencioso,
Es sentir que nada es inútil,
Que hasta su última espina
La rosa siempre se nombra,
Y la certeza es fruta que madura
Cuando las palabras sobran
Y se hacen refugio de los recuerdos.

Y ya no hablamos de la lluvia
Porque las lágrimas ya son hojas secas,
Ni de la brisa que daba ese tono cálido
Al deseo que desperezaba
En días las madrugadas,
Ni siquiera ya acordamos
De cuando brotan flores en el naranjo.

Pero no es culpa tuya,
Ni de esas arrugas de tu cuerpo
Que a tus besos dan sabor de vino añejo…

Es porque este silencio que me atosiga
Se hace artrosis en mis versos
Que antes eran espigas
Y ahora solo polvo del camino,
Que paso a paso
Va depositando en mis manos
Toda esa ternura que necesito
Para escribir con el pulso sereno
Ese último poema
Que solo diga:
¡TE AMO!


De: Jose Manuel Huete Garcia

domingo, 19 de febrero de 2012

Cuando las mascaras caen

.




“Una vez al año ellas sumergen - gente moderna – en el anonimato de las mascaras sin nombre. Una vez al año ellas quieren gozar como desconocidas, aquello que la vida ofrece. Una vez al año ellas se sueltan las amarras de la responsabilidad, de las preocupaciones y de la autodisciplina. Más como pasan rápidamente los días de divertimiento sin control! A toda la bebedera sigue una resaca; todos los que usan mascara serán desenmascarados.” 




jueves, 16 de febrero de 2012

Atardece



Fotografía: Marazulmalaga



Amor,
Cuando la tarde se hace resumen
De mis recuerdos,
Y todo toma ese color violáceo
En que las cosas parecen difuminarse
En pequeñeces sin importancia,
En que todo carece ya
De tiempo y distancia,
Me invade sin remedio el alma
Ese escepticismo ingrávido
En que los sueños van muriendo
De uno en uno, irremediablemente.

Y quisiera acallar mis palabras
Para siempre,
Esas que traen a mi boca
El sabor de tu nombre,
Esas que en mi garganta se atropellan
En un pusilánime intento
De vestir de hojas verdes
Las ramas ya inertes del viejo roble.

Y dejo que mi cabeza se recueste
Sosegadamente,
Y mis ojos vayan apagando los colores
Y solo quede ese tono voláceo
Que todo lo inunda
Y me va arrancando la vida,
Porque ya nada es urgente,
Ni siquiera saber si alguna vez
Volveré a mirarte de frente.

Jose Manuel Huete Garcia

miércoles, 15 de febrero de 2012

Park Street: Ama a quien quieras...

.



Park Street


Ama a quien quieras con el corazón
pero ámame, a mi solo, con tu cuerpo.


Nadie ama solamente un corazón:
un corazón no sirve sin un cuerpo.


José María Fonollosa


.

martes, 14 de febrero de 2012

domingo, 12 de febrero de 2012

El Reencuentro










EL REENCUENTRO

Se amaban desde siempre; se amaban tácitamente; se amaban sin decirse palabras de amor; se amaban a distancia. Soñaban el uno con el otro, vivían encuentros imaginarios, crecían en sus mentes fantasías de amor y de pasión, entremezcladas por el sabor amargo de lo irrealizable.

Eran dos extraños, románticos y enamorados, separados por vidas y mundos diferentes, pero cercanos en el espíritu. El tiempo los fue alejando y desviando hacia rumbos contrarios; lucharon desesperadamente por olvidarse del otro, y en un momento creyeron lograrlo, al conquistar nuevos espacios, al abocarse con esmero a sus tareas, al educar a sus hijos.

El tiempo transcurrió... pero las dos mitades tendían a unirse y a consumar aquel deseo loco, largamente presente en sus idilios de fantasía. Sus almas estaban ligadas por un hilo invisible y elástico, que no permitía su total disgregación, y vanamente trataban de escapar. La fuerza de ese amor parecía invencible; el interés, puro; la ternura, una bendición.

Y volvieron a cruzarse sus caminos un día...

Todos los esfuerzos que habían hecho para conseguir mantener en alto las barreras protectoras fueron inútiles. Ambos sabían que su unión era imposible: ya habían iniciado vidas propias, que excluían al otro y lo transformaban en un simple espectador.

La razón y el deseo libraban una durísima batalla que ya iba extendiéndose demasiado...

Durante el reencuentro, los ojos de ella, brillantes de emoción, lo miraban con amor y como pidiendo perdón. Las manos de él, nerviosamente entrelazadas, le acariciaban la piel sin tocarla. Hablaban de sí mismos, de sus anhelos, de sus ideales, y se refugiaban en la compañía del otro, tan ansiada. Y las horas se hacían minutos encantados, llenos de promesas no pronunciadas.

Al despedirse, se miraron con intensidad diciéndose en silencio "siempre te voy a querer", ansiando- él que ella y ella que él- comprendiera sin necesidad de palabras, creando una vibrante electricidad en su entorno, que resultaba imposible dejar de percibir.


Ella partió sintiendo el eco de los latidos de su corazón, que llenaba su cabeza. El la vio partir y suspiró, sabiendo que aunque sus caminos fueran distintos, nunca serían opuestos y que algún día sus almas, aunque quizás no sus cuerpos, permanecerían unidas por siempre.

Autor: Patricia Lopez


viernes, 10 de febrero de 2012

Waverly Place 1











Waverly Place 1

Tu cuerpo que deseo y que rechazo
mi voluntad domina. Como el vino
mi mente turba, excita y reconforta.

Después, saciado, siento oscuramente
vergüenza del placer así logrado.

Mas al cabo de un tiempo, tu apetencia
resurge en mí acuciante y desespero
y te busco si no te hallo cercana.

No eres joven ni hermosa, sin embargo.
Pero he de conseguirte nuevamente.

A ti, aunque se me ofrezcan las más bellas.
Y no me importa entonces el orgullo,
vileza, sumisión o servilismo.

Embriagarme en tu cuerpo es lo que importa.
Mi voluntad domina. Como el vino

que la garganta exige, imprescindible,
necesito obtener, poseer tu cuerpo:
esta dosis que viaja hacia mí mismo.



José María Fonollosa



miércoles, 8 de febrero de 2012

Lo Nueva que te ves sin mí





Lo nueva que te ves sin mí

Qué mal me hace quedar tu recuerdo
cuando lo saco de parranda
con tal de tener compañía

yo le aconsejo echarse un trago e ir por ahí,
dejarme en paz, pero ¿sabes qué contesta?
...Nada.
Me pone cara de adiestrado,
me mueve la cola y ni modo
yo le acarició la tristeza

Qué mal acostumbrado me lo has dado
Créemelo, no se puede estar tranquilo
por ningún lado.

Se olvida que es recuerdo, no conciencia...

De póker no sabe nada.
Hipócrita me incita al vicio de las comparaciones
aunque yo endulzo los vistazos sin hacerle caso

Recuerdo sátiro. Seguro le enseñaste a escudriñar
para saber algo de mí, pero eso sí, y te lo tengo que contar
porque es tu recuerdo el que me sostiene con fuerza
cuando por necio me visto de fragilidades quejumbrosas,

pero que cruel se pone a veces tu recuerdo,
y que mal me hace quedar entre contrariedades
y las doctrinas de no eludir


¿...nos jugamos una partida?, le pregunto...

Si quieres perder las pocas cosas
que de ella te quedan, me contesta

Te lo juro... es deprimente tu recuerdo
porque lleva mi equipaje con olor a ti;
a intento, a puerta cerrada, a óxido marino

No ¡ no es cuestión de conciencia
porque esos escotes por donde me fugo
son sólo prendas femeninas y fetichismos
que juntos nos gozamos.

Cómo se hace para malacostumbrar así
a un recuerdo.

Dímelo, para saber si le pongo corbata,
collar, o soga antes de sacarlo.
Si lo ahogo, lo emborracho
o lo acribillo antes de engañarlo.

Existe sin embargo entre tu recuerdo y yo
un sentimiento secreto que con el amor propio
algo tendrá que ver,

y por lo que seguramente nunca seremos,
por lo que apenas sentimos, y por ese futuro tuyo
que siempre quise nuestro y que ahora nos separa.

...ambigüedades del esfuerzo
que nos hacen ir aquí y allá,
dejándonos el gusto pequeño de la felicidad
diluido en las venas y en un tintero.

Recuerdo adiestrado, vámonos a casa
sabueso fiel mueve la cola
mientras olfatea los capítulos
de mi añeja vida a tu lado

mientras tú quizás vas de viaje
con tus necedades por el brazo

Y es que tu recuerdo me adormece
con la prosa de nuestros errores
tan repletos de inevitables frustraciones

hablamos de la ruta, desgraciadamente puta
no por lo que tiene sino por el orden sorpresivo
con que nos lo ofrece

simpática, dolorosa, prometedora
encaprichada en hacernos sufrir y llorar
sin pedirnos cuentas ni darnos una sola explicación

...Eso me hace tu recuerdo
cómplice de una que otra desgracia adicional
aunque andemos de parranda me arruina las veladas
y las fiestas que prometen un bálsamo de olvido

y cuando estamos afuera, por fin y de nuevo solos,
regresa repentinamente a repartir mis últimos tabacos
para que de carne al menos no me muera,
y ya sobre la acera me repite:
...no ibas a arriesgarte a cambiar
un pasado tan ancho por un pobre futuro

¡Vaya recuerdo!......si bien no lo olvido


A vos en cambio
que bien te va la soledad que te he dejado,
parece que las dos anduvieran de fiesta

La soledad causada es alegre y discreta,
y calladita la boca te abre el mundo,
se asoma por encima de tus hombros
cuando estás frente al espejo, sonríe cómplice
mientras escoge tus mejores prendas...

Te viste y te desviste
hasta que quedas coqueta y nueva.
Te cambia pintalabios y peinados
y le sube el ruedo a tu falda

Soledad futurista
para nada me menciona...

te hace de las dudas un remedio;
convierte tus manos en instrumentos
tu cuerpo en materia viva y en pinceles
cuando te descubres bajo el agua
cuando te retuerces entre sueños.

Primaveral la soledad que te he dejado...
te dobla las pestañas y te cambia las miradas
y ya no puede pasarse de ti
mientras tú crees que no existe.

Te acaricia los cabellos cuando duermes
y te espanta los augurios para llevarte
por lo bello de las malas compañías

Te ha rejuvenecido...
Lo nueva que te ves sin mí

Parece ser que estás muy bien acompañada
cuando con mi soledad te vas de fiesta...

Pero mi soledad no tiene
nada que ver con tu recuerdo

Devuélveme a mi soledad traidora
que aquí está domesticado tu recuerdo.

Te lo juro, no me deja ni llorarte en paz.


Si doy una vuelta me ladra para salir conmigo
y yo me resigno afirmándole
lo bueno que es seguir viviendo
y lo bueno que es seguir soñando,
soñando que quizás mañana vuelvas
o que quizás me pidas
que mañana te despierte.

Marlon Meza Teni


domingo, 5 de febrero de 2012

Sensatez









"...hoy le dije a una amiga que quiero mucho: nunca se tiene la vida que se quiere, pero lo que hay hay que quererlo y seguir adelante con ello es transformar lo que se tiene en lo que se quiere...una forma de cambiar la vida...."





sábado, 4 de febrero de 2012

jueves, 2 de febrero de 2012

Nada dos Veces

 
Wislawa Szymborska
Fallece a los 88 años la escritora polaca, que obtuvo el Nobel de Literatura en 1996 por su “irónica precisión” al retratar la realidad humana


NADA DOS VECES

Nada sucede dos veces
y es lo que determina
que nazcamos sin destreza
y muramos sin rutina.

No por ser el más obtuso
en la escuela de lo humano
puedes repetir el curso
de invierno o de verano.

Ningún día se repite,
ni dos noches son iguales
ni dos besos parecidos,
ni dos citas similares.

Hace poco por tu nombre
alguien te llamó de cerca,
pensé que caía una rosa
desde tu ventana abierta.

Hoy tu mirada rehúyo,
clavo la mía en la hiedra.
¿Rosa? ¿Qué es una rosa?
¿Es una flor? ¿Una piedra?

¿Por qué el instante presente
vértigo y pena procura?
Hoy siempre será mañana:
es y será su hermosura.

Entre sonrisas y abrazos
verás que la paz se fragua,
aunque seamos distintos
cual son dos gotas de agua.

Wislawa Szymborska


Seguidores

Las utopías de ayer, son la realidad de hoy y el desengaño de mañana. F.Puigcarbó

Mensagens populares

No hay palabra de consuelo

cuando el amor se siente herido

mira hacia el cielo estrellado

porque cada día es un nuevo

amanecer.

RMC

tras la tormenta
el caracol se ahoga
dejalo trepar..
Iosu/Flor
Viajar, viajar siempre,
no ser de ningún sitio
ni de ningún lugar,
sin vínculos de ningún tipo y
evadirme así de todo.
Vivir dentro de un mundo
imaginario donde olvidarme de la difícil
y dura realidad.
Y volar, volar como un pájaro,
marchando muy lejos
más lejos de más allá,
hasta que agotado,
cuando las alas dijeran basta,
dejarme caer en un abismo profundo infinito.

La vida es...

La vida es el ahora,
No los ayeres perdidos,
Ni los ayeres muertos,
Menos aún, los mañana no nacidos..!!
Necesitamos ser amados,
Necesitamos paraísos,
Necesitamos a nuestros sueños soltarlos,
Y al amor.., darle permiso…!!
Hoy dejo este impulso registrado,
No quiero arrepentirme, ni olvidarlo;
Y de cierta timidez, uno tiene la certeza,
Que no triunfa, quien al menos no ha luchado..!!

Antonio Gagliarducci

(Lo copié de Susuru que me encantó!)

Para poder vivir



Abrí los ojos
una vez
completamente
y me quedé
espantada.
Crecí de golpe
y me sentí pequeña.

Sólo encontré
silencio, soledad, nada.


Y los cerré de nuevo
lentamente,
para olvidar,
para encontrar
de nuevo
la palabra, para soñar,
para poder vivir,

Alicia Trueba

Gracias Susuru!!

Gracias Susuru!!

Mensagem de Susuru

La inteligencia sin amor, te hace perverso
La justicia sin amor, te hace implacable
La diplomacia sin amor, te hace hipócrita
El éxito sin amor, te hace arrogante
La riqueza sin amor te hace avaro
La docilidad sin amor te hace servil
La pobreza sin amor, te hace orgulloso
La belleza sin amor, te hace ridículo
La autoridad sin amor, te hace tirano
El trabajo sin amor, te hace esclavo
La simplicidad sin amor, te quita valor
La oración sin amor, te hace introvertido
La ley sin amor, te esclaviza
La política sin amor, te hace egoísta
La fe sin amor, te deja fanático
La cruz sin amor se convierte en tortura
LA VIDA SIN AMOR NO TIENE SENTIDO

:

Páginas vistas en total

"A CASA" de Saramago