viernes, 11 de diciembre de 2009

Cuento de Navidad-El lobo blanco

:





Este cuento fué gentilmente escrito a mi pedido por mi AMIGA Eris de Argentina, del blogue http://erisysumanzana.blogspot.com/


El lobo blanco

Aquella noche el cielo nocturno estaba vestido de un azul brillante y oscuro.
:
El aroma del cordero asado se sentía en todo el patio, los pinos los eucaliptos y los siempre verde, parecían respirar profundamente y en caricias nocturnas con el viento, silbaban bajito una canción que acompañaba los grillos y sus patas.
:
Alrededor de la churrasquera, los hombres tomando y bromeando entre ellos. Infaltable una mesa con cartas, vino y algún que otro grito “truco” “¡quiero re truco carajo!” y luego los “ahhhh” y las fuertes carcajadas. En la cocina, las mujeres preparando las ensaladas, los utensilios para la mesa, y las charlas de los hijos del estudio de las enfermedades y de las actuaciones de fin de año ante toda la escuela… siempre con fotos en mano y sonrisas llenas de emoción.
:
Mi madre me pedía favores en la cocina. “llevá esto”, “tráeme aquello”, “preguntale a tu padre cuanto falta”, “fijate tus primos”. Me quedé cerca de los hombres, los miré, los estudié, los aprendí… sentía que aquel clan masculino se divertía mucho más que el de la cocina. E incluso más que todos mis primos que jugaban a las escondidas, carreras de bicicletas, y hasta a la payanca, a la mancha congelada y otros tantos juegos que no es que no me divirtieran, simplemente no me llamaban la atención como inmiscuirme dentro de los grandes hombres de la familia y escuchar cuanta mala palabra les salía de la boca, secretos que nunca debía mencionar en el otro clan, y la picardía de ser servicial llevando los vasos vacíos a la cocina pero de camino tomarme cuanta gotita de vino haya quedado rezagada en el último trago de su dueño.
:
Mujeres… hombres.
:

Y yo viendo que mi clasificación como niña de 10 años no era justamente entre los niños sino entre ese mundo adulto que me fascinaba. Claro que a la hora de “ya debe estar por llegar Papá Noel” mis creencias y fantasías de la edad predominaban y era la primera en esperar, (en el camino de entrada protegido por grandes eucaliptos como guardianes de quien por allí caminara), la llegada de quien un regalito quizás y si me había portado bien, me daría. La emoción y adrenalina del momento no me hicieron ver nunca que era un hombre disfrazado… siempre vi y acaricie a Papá Noel, aún mantengo esa convicción.

:
Aunque mis tíos o parientes me digan su verdad yo tengo la verdad de aquellos momentos en que el corazón se aceleraba y las piernas me temblaban, la sonrisa era mi única expresión, ¿quién me diría lo contrario?, si son las emociones y sensaciones la que hacen a uno su verdad.La soledad siempre fue mi mejor amiga, buscaba los momentos en silencio con ella, absorta dentro de mi mundo y espiando el común de todos como por una pequeña ventanita, y tomando nota de todo cuanto sucedía para luego ya de grande tener una personalidad que no escapa mucho de aquella niña.
:
Decidí por mi soledad y perderme en la noche sin luces artificiales, en medio de un parque gigante, sobre el pasto húmedo por el rocío del sereno y mirando el cielo volaba por mi imaginación haciendo mil historias todas entrelazadas de amores imposibles, caballos con alas, de ángeles y apariciones, de soledad violada por la llegada de unas manos de amistad sincera.
:
Perdida en mi mundo, fui encontrada de golpe y sin ser siquiera chistada por un perro blanco, no no era en realidad un lobo blanco. Verlo me hizo quedar estática como clava en la tierra. Y cuando me habló para que me clamara, fue aún más grande mi pánico inmóvil.
:
Había escuchado las historias de este lobo blanco que deambulaba por las noches, la gente del campo decían que era un ángel enviado para bendecir a quien se le apareciera, mi abuela decía que era un animal que llevaba dentro todos las almas de quienes no estaban presente y así les mostraba como un viaje turístico, como estábamos quienes habíamos quedado sobre la tierra. No lo sé. En aquel momento solo decía “diosito, diosito, diosito” hasta que su suave pata toco una de mis manos.
:
Y fui trasladad como en un vuelo lento que alejaba mi alma de mi cuerpo para llevarme a volar… mi gran sueño.Suspendida por la copa de los árboles casi rozándolos revoloteé una y otra vez, hasta que exhausta de sentimientos volví sobre mi misma. El lobo me dijo cosas que no recuerdo con exactitud, pero que no se terminan de ir, su timbre de voz me era familiar muy familiar… nunca supe por qué.Suspiré grande y profundo sonreí y carcajeé hasta que se me acalambro la panza, y luego volví.
:
Aquella noche de cielo brillantemente azul… la revivo en cada noche de diciembre. La revivo con la edad y las emociones de entonces. La revivo en mis hijas y sus caritas sus corazones y piernas temblando. La revivo con cantos de villancicos en el recuerdo de las voces de quienes no están presentes en cuerpo concreto para abrazar y besar pero sí en espíritu lo suficientemente táctil para un corazón que no dejará de amarlos nunca. Revivir desde una niña de 10 años cada sensación, cada palabra, cada rezo ante el pesebre que construíamos con yerba y engrudo, papel madera, piedras, arena, algodón… haciéndole montañas y con las imágenes puestas estratégicamente para ser el conjunto de un trabajo en familia, que luego era la atracción de la noche. Y los reyes con su camello en un camino que día a día íbamos acercando hasta que llegara por fin el 6 de enero. Revivo al lobo blanco que aquella noche hizo su aparición… y en la que recuerdo le confesé a mi padre en su oído, que había revelado el secreto, que aquel lobo blanco que rondaba, era la felicidad. Mi padre me beso fuertemente la mejilla y me dijo “sabía que lo resolverías”.


-- Eris♥


10 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Seguidores

Las utopías de ayer, son la realidad de hoy y el desengaño de mañana. F.Puigcarbó

Mensagens populares

No hay palabra de consuelo

cuando el amor se siente herido

mira hacia el cielo estrellado

porque cada día es un nuevo

amanecer.

RMC

tras la tormenta
el caracol se ahoga
dejalo trepar..
Iosu/Flor
Viajar, viajar siempre,
no ser de ningún sitio
ni de ningún lugar,
sin vínculos de ningún tipo y
evadirme así de todo.
Vivir dentro de un mundo
imaginario donde olvidarme de la difícil
y dura realidad.
Y volar, volar como un pájaro,
marchando muy lejos
más lejos de más allá,
hasta que agotado,
cuando las alas dijeran basta,
dejarme caer en un abismo profundo infinito.

La vida es...

La vida es el ahora,
No los ayeres perdidos,
Ni los ayeres muertos,
Menos aún, los mañana no nacidos..!!
Necesitamos ser amados,
Necesitamos paraísos,
Necesitamos a nuestros sueños soltarlos,
Y al amor.., darle permiso…!!
Hoy dejo este impulso registrado,
No quiero arrepentirme, ni olvidarlo;
Y de cierta timidez, uno tiene la certeza,
Que no triunfa, quien al menos no ha luchado..!!

Antonio Gagliarducci

(Lo copié de Susuru que me encantó!)

Para poder vivir



Abrí los ojos
una vez
completamente
y me quedé
espantada.
Crecí de golpe
y me sentí pequeña.

Sólo encontré
silencio, soledad, nada.


Y los cerré de nuevo
lentamente,
para olvidar,
para encontrar
de nuevo
la palabra, para soñar,
para poder vivir,

Alicia Trueba

Gracias Susuru!!

Gracias Susuru!!

Mensagem de Susuru

La inteligencia sin amor, te hace perverso
La justicia sin amor, te hace implacable
La diplomacia sin amor, te hace hipócrita
El éxito sin amor, te hace arrogante
La riqueza sin amor te hace avaro
La docilidad sin amor te hace servil
La pobreza sin amor, te hace orgulloso
La belleza sin amor, te hace ridículo
La autoridad sin amor, te hace tirano
El trabajo sin amor, te hace esclavo
La simplicidad sin amor, te quita valor
La oración sin amor, te hace introvertido
La ley sin amor, te esclaviza
La política sin amor, te hace egoísta
La fe sin amor, te deja fanático
La cruz sin amor se convierte en tortura
LA VIDA SIN AMOR NO TIENE SENTIDO

:

Páginas vistas en total

"A CASA" de Saramago