jueves, 7 de enero de 2010

Recuerdos de juventud...

:


La vida es una flor cuya
miel es el amor
(Victor Hugo)


...

Iba subiendo tu calle y cuando llegué cerca de tu casa miré a tu ventana y hasta me dio un escalofrío porque vi que habías puesto el vaso con una flor como siempre habíamos quedado que lo harías cuando estuvieras solo en casa de tus padres.

Era la segunda o tercera vez que pasaba por allí en tres días seguidos y siempre veía las persianas cerradas y pensaba que no estarías o que te habías ido de vacaciones. Hace días que no hablamos y como siempre lo hiciste nada me cuentas, sigues siendo un misterio para mí.
Pero sabes que me gusta no saber casi nada de ti? Yo no seré tan misteriosa para ti porque ya te conté algunas cosas a mi respecto, pero lo que importa es que seguimos siendo amigos y nos necesitamos los dos.


Desde que nos conocemos mis gustos de música cambiaron un poco, yo como soy romántica solo oía canciones de amor, tú me hiciste apreciar las músicas que te gustaban y que ahora son mis preferidas.
No me puedo olvidar de decirte que los libros que me aconsejaste a comprar, uno ya lo he leído el otro como el autor es más difícil de entender lleva más tiempo.


Te voy a pedir que me ayudes en la matematica y en la fisica porque sigo teniendo algunas dificuldades y los examenes antes de las navidades estan ahí y todo esto me esta poniendo nerviosa.

Mientras iba teniendo estos pensamientos me iba acercando y me encontré con una amiga tuya que doblaba la esquina, nos hablamos, hace tiempo que no la veía, te acuerdas la ultima vez la encontré contigo en una terraza en verano y te he dicho que me quedé con celos ? Tú me dijiste que no me preocupara que ella era solo una compañera de universidad!? Nos paramos un poquito hablando en la acera y ella empezó a hablarme de ti que había estado contigo hace un día, que habían ido al cine, que habían ido con unos compañeros a tomar una copa y siguió hablando, hablando y riéndose, yo ya no conseguía entender nada de lo que me decía, solo miraba sus labios que se movían, se movían, empecé a caminar y ella no se iba, ya me había despedido pero me estaba dando cuenta que parece que íbamos para la misma dirección.

Yo la miraba y una vez más me he dado cuenta de lo diferente éramos las dos. Ella una chica un poco mayor que yo, pero más moderna en sus modales, se veía como hablaba de vuestro encuentro, hubo una vez que hasta me sonrojé. Tú a mí nunca me habías dicho aquellas cosas, eras siempre tan respetuoso, a veces hasta demasiado. Ahí mismo me vino a la memoria de cuando os había encontrado en verano, ahora me daba cuenta que lo que vi pero que tú me hiciste olvidar, tu le estaba dando besitos al oído y yo creía que le estabas contando algo…

Que inocente he sido!

Todo este tiempo engañándome!!

Por eso siempre me estabas diciendo que no me apegara, que no me querías hacer daño, yo te preguntaba el porqué me decías eso. Mi cabeza estaba reventando con tantos pensamientos que me estaban dejando loca de celos.

Mientras estaba teniendo estos pensamientos la miro con estupefacción pues yo estaba segura que ella iba a tu casa y veo que ella vivía allí mismo, entró en un edificio frente al tuyo.

Miré a tu ventana y el vaso con la flor seguía allí esperándome.

Tuve tanta vergüenza de mis pensamientos. Entré en una cafetería y tomé un agua y esperé. Por allí me quedé absorta en mis pensamientos. Salí a la calle, estaba empezando a llover y empecé a bajar la calle, me había olvidado del paraguas, pero con el dolor de cabeza que tenía ni sentía que la lluvia me estaba mojando.

Hoy pasado tantos años encontré este diario donde yo había escrito una carta a un amigo que un año más tarde fue mi novio y que por circunstancias de la vida nos alejamos. El siguió su vida y yo la mía!

Nota: Vine a saber que lo que aquella chica me había contado había sido todo mentira.


(Diario de Violeta)

Autor: Flor


21 comentarios:

  1. cuánta ternura!!! llega muy hondo a mi corazón estas palabras de juventud romántica, ingenua y sensible.
    besos y gracias por compartirlo.
    te invito a un brindis especial en mi casita.

    ResponderEliminar
  2. Bello, muy bello, mis humildes felicitaciones un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ahhh! que padre post! lleno de ternura! Eso de pedir ayuda para los examenes, ahh! me remonta a viejos ayeres, donde entre la fisica y la quimica me perdia en esos ojos que me explikaban un monton de formulas que no entendia.

    Por cierto tia, la imagen me parecio estupenda, me gusta!

    Un abrazo kon kariño
    Tu Sobrina

    ResponderEliminar
  4. Hola Flor, bella imagen, y triste relato, donde eres victima de la inocencia, son cosas que pasan en la vida hasta que te das cuenta lo falsas que son algunas personas que te rodean, has compartido una experiencia con tu buen texto, un placer leerte.

    Que tengas una feliz semana.
    un beso
    RMC

    ResponderEliminar
  5. Bella entrada Flor aunque con dolorosa despedida ,pero no por ello menos bello.
    Un fuerte beso.MJ

    ResponderEliminar
  6. Una romántica historia de amor juvenil, de las sinceras, de las que nunca se olvidan.Son esas experiencias las que nos modelan como personas, pues de ellas aprendemos.
    En tu caso destaco el final: no son buenas las suposiciones sin fundamento, debemos confiar en las personas que amamos, pues nada es lo que parece. Gracais por compartirla. Un beso y feliz día.

    ResponderEliminar
  7. Las cosas de la vida... una calle, un cuerpo que siempre termina frente a la misma puerta y allí junto los pensamientos multiplicándose. Las cosas del amor en la vida de una historia y en la muerte de viejas especulaciones.
    Suelo terminar siempre en el mismo inicio de mi corta existencia... me gustó leerte amiga!! te dejo un beso grande, gigante!!

    ResponderEliminar
  8. Hermoso y fresco pétalo del diario de violeta.
    Su aroma aún hoy transporta a inocentes praderas en las que buscar la confianza en el ser humano.

    felicidades

    ResponderEliminar
  9. Muy buen relato.
    Hay mucha maldad en algunas personas y con la inocencia de la edad no se piensa que puede haber mucha maldad en sus palabras.

    Muchos besitos

    ResponderEliminar
  10. Te regalo el primer abrazote del día de hoy...

    ResponderEliminar
  11. Te regalo el segundo también... a ver si llega... creo que tengo mi sistema lleno de cookies, y no de la panadería de Dayann!!!!!

    jajaja

    ResponderEliminar
  12. ok... ya dice que espera a que lo apruebes... o sea, ya no tengo cookies.. gracias por ti paciencia!
    besos

    ResponderEliminar
  13. Amiga Flor. Deconocía tus celos. Yo había pensado que las flores no padecían esa enfermedad que tantos seres en el mundo la padecen.
    Un vasito con una flor....!que señal tan hermosa!, ¿por eso has elegido como insignia una flor?
    Te recomiemdo olvides ese amor, o no hagas caso a su amiga. La competencia no es buena consejera.
    Me gustó esa historia.
    Un abrazo.
    Hasta luego.
    Jecego.

    ResponderEliminar
  14. Que no te digan que no cuenten porque a lo mejor te mienten, reza el refrán.

    Saludos Flor, hasta hoy pude entrar a tu blog, pero siempre con alguna reserva.

    Un beijo. Precioso tu texto.

    ResponderEliminar
  15. Qué personaje tan blanco este que en su juventud nos muestras. ¿Quién a día de hoy se va a tomar agua por el sofoco de sus pensamientos? Y se dejó engañar, cuando en realidad la mayor perjudicada de bió haber sido quien profirió la mentira.
    Un relato tierno y sonriente como tú.
    Muchos besos de sol tras la nieve.

    ResponderEliminar
  16. Qué sensibilidad, Flor.
    Un relato tierno y lleno de sinceridad.
    Juventud divino tesoro, en la que se sufre y se disfruta al mismo tiempo.
    Amor que llena y que espera.
    Me ha encantado.
    Besos grandes

    ResponderEliminar
  17. As tuas recordacoes de juventude sao tao parecidas com as minhas que me vi a reviver historias perdidas. Um beijo.

    ResponderEliminar
  18. Ay Flor, no hay peor cosa que los celos, nos cuenten o se callen, siempre reproducimos historias en nuestra cabeza que hieren directamente al corazón.

    Amores de adolescencia, amores de madurez, son prácticamente lo mismo!

    Un enorme beso!!

    ResponderEliminar
  19. Que bello escribes me gusto much, bonitos recuerdos de juventud
    un beso

    ResponderEliminar
  20. a veces no está tan mal rememorar cosas del pasado y releer el diario que escribiamos de más jovencitas...

    que bonita imagen pusiste, es un oleo precioso.

    un beso, linda flor.

    ResponderEliminar
  21. Hay recuerdos que son mejor no recordar. Beijinhos.

    ResponderEliminar

Seguidores

Las utopías de ayer, son la realidad de hoy y el desengaño de mañana. F.Puigcarbó

Mensagens populares

No hay palabra de consuelo

cuando el amor se siente herido

mira hacia el cielo estrellado

porque cada día es un nuevo

amanecer.

RMC

tras la tormenta
el caracol se ahoga
dejalo trepar..
Iosu/Flor
Viajar, viajar siempre,
no ser de ningún sitio
ni de ningún lugar,
sin vínculos de ningún tipo y
evadirme así de todo.
Vivir dentro de un mundo
imaginario donde olvidarme de la difícil
y dura realidad.
Y volar, volar como un pájaro,
marchando muy lejos
más lejos de más allá,
hasta que agotado,
cuando las alas dijeran basta,
dejarme caer en un abismo profundo infinito.

La vida es...

La vida es el ahora,
No los ayeres perdidos,
Ni los ayeres muertos,
Menos aún, los mañana no nacidos..!!
Necesitamos ser amados,
Necesitamos paraísos,
Necesitamos a nuestros sueños soltarlos,
Y al amor.., darle permiso…!!
Hoy dejo este impulso registrado,
No quiero arrepentirme, ni olvidarlo;
Y de cierta timidez, uno tiene la certeza,
Que no triunfa, quien al menos no ha luchado..!!

Antonio Gagliarducci

(Lo copié de Susuru que me encantó!)

Para poder vivir



Abrí los ojos
una vez
completamente
y me quedé
espantada.
Crecí de golpe
y me sentí pequeña.

Sólo encontré
silencio, soledad, nada.


Y los cerré de nuevo
lentamente,
para olvidar,
para encontrar
de nuevo
la palabra, para soñar,
para poder vivir,

Alicia Trueba

Gracias Susuru!!

Gracias Susuru!!

Mensagem de Susuru

La inteligencia sin amor, te hace perverso
La justicia sin amor, te hace implacable
La diplomacia sin amor, te hace hipócrita
El éxito sin amor, te hace arrogante
La riqueza sin amor te hace avaro
La docilidad sin amor te hace servil
La pobreza sin amor, te hace orgulloso
La belleza sin amor, te hace ridículo
La autoridad sin amor, te hace tirano
El trabajo sin amor, te hace esclavo
La simplicidad sin amor, te quita valor
La oración sin amor, te hace introvertido
La ley sin amor, te esclaviza
La política sin amor, te hace egoísta
La fe sin amor, te deja fanático
La cruz sin amor se convierte en tortura
LA VIDA SIN AMOR NO TIENE SENTIDO

:

Páginas vistas en total

"A CASA" de Saramago

Noite de Tormentas

Noite de Tormentas